Reportaje The Clinic Online

Categoría: Sin categoría

Están presos y muchas veces se sicosean. Las horas pasan lento y por la mente vuelve un pensamiento recurrente: recuperar la libertad, estar en la calle. Entremedio se cuela un libro y por algunas horas su anhelo se vuelve realidad. Así la filosofía, historia, novelas y textos de autoayuda, se transforman en una herramienta que los libera y que les permite romper fronteras. Acá los testimonios de personas privadas de libertad de Colina 1 y del Centro Penitenciario Femenino, que desde el 2015, cuando Gendarmería y la Dibam se unieron para impulsar el Plan de Fomento Lector, encontraron en la lectura un método para despejar la mente e instruirse a través de autores como Pedro Lemebel, Friedrich Nietzche o Josefa Wallace.


Deja un comentario